jueves, 4 de septiembre de 2008

"la prospe"





Gaseosas, sifones, zumos de naranja y limón, zarzaparrilla y también hielo, “La Prosperidad”, así se llamaba la que fue una importante fábrica alcazareña, “la prospe” para los lugareños.

Esta imagen de Faustino elaborando las barras de hielo me trae gratos recuerdos de la infancia y ahora que estamos de fiestas me acuerdo de aquellos polos rascados a la superficie del hielo que luego eran impregnados de diversos gustos con unos jarabes preparados para este menester, el de endulzarnos a la chiquillería mientras que subiamos y bajamos de “la ola” y “los aviones” o “el látigo” o “la noria”.

Recuerdo esos domingos de verano por la mañana y que junto a mi padre nos acercábamos a “la prospe” para comprar hielo, pues nos íbamos a pasar el día a Ruidera, tras las puertas abiertas de par en par había una pequeña estancia, donde al fondo se disponía una pequeña abertura en la pared y una rampa de madera que la atravesaba desde otra sala de la fábrica (de fondo un incesante tintineo de botellas), las barras de hielo aparecían raudas y veloces por la madera suavizada y pulida por el hielo, ¿Cuarto o medía? El empleado con gancho matarife en una mano y barra de hierro en la otra asestaba un golpe seco y certero quebrándola de manera inapelable. Disponiamos el hielo en una espuerta junto con las bebidas y una sandía. Estos trozos de hielo hacían un gran apaño, recuerdo que estaban presentes en grandes celebraciones, como en las bodas de antes, para las romerías, etc, etc… y para usos domésticos también eran muy requeridas, se repartían por las calles en un carromato verde cuyo motor hacía bastante ruido y corría que se las pelaba. ¿Os acordáis al meter la mano en esa agua tan fría del fondo del capacho?, ¿Alguien ha tomado un botellín más fresquito?

Seguramente que tendrían más usos que los recordados por mi, ...estooooo, …en los velatorios.

6 comentarios:

  1. Un artículo muy interesante y foto que lo acompaña, muy instructiva y esclarecedora. Cómo cambian los tiempos, ¡en tan poco tiempo!

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Llegué al blog de casualidad...excelentes fotografias.
    Gracias por compartirlas.
    Sergio BV (Buenos Aires)

    ResponderEliminar
  3. A mi me encantaban los refrescos de la Prospe, los que no llevaban gas y eran de naranja o limón. Me acuerdo de las comuniones y las bodas, cuando traían las cajas de madera con estas bebidas y las ponían en espuertas con esos bloques de hielo y todos los niños merodeábamos alrededor de ellas para tomarnos lo que entonces era casi un lujo.

    ResponderEliminar
  4. Además, Mar estos zunos estaban buenisimos, ningún intento actual de grandes marcas los ha igualado, recuerdos de la infancia, los mejores, saludos

    ResponderEliminar
  5. el guardian del hielo...como el poema de jose watanabe...me gustaron mucho mas tus paisajes que las fotos macro de los insectos, no xq no sean buenas, sino porque no me dicen algo mas q tu optica y tecnica son envidiables..luego, tus paisajes tienen esa poesia y ese sentimiento rico que me perturba y embarga cuando veo una foto que me gusta.el color de la ultima foto q publicaste de la puerta de tela esta muy interezante.Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Alicia, muchas gracias por tu bonito comentario, saludos Calata

    ResponderEliminar