lunes, 31 de agosto de 2009

José Tomás



Linares el día 29 de agosto de 2009.

27 comentarios:

  1. Estupenda la estampa torera Miguel. Lo bueno de Tomás, tiene que ser, creo, que es un chollo para hacerle fotos, por aquello de que ni se mueve. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Ole, ole y ole, un trabajo de lujo,la arena parece salirse por la pantalla del pc.
    Muy buena.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. No entiendo de poses toreras, pero es magnífica: el color, la toma...el momento preciso...bien captada, si señor!...te felicito...un abrazo

    ResponderEliminar
  4. y el cielo?...onde ta el cielooo.
    pues nos deleitas con un estilo completamente distinto al que nos tienes acostumbrados con una gran foto.
    por cierto, hay que estas como una chota para ponerse delante de un toro y perdon de la expresion.

    ResponderEliminar
  5. un lujo el poder ver torear a José Tomás y poder hacerle esta magnífica foto es espectacular
    salu2

    ResponderEliminar
  6. madre mia que empanada mental llevo.te he confundido de blog a la hora de comentar lo del cielo.
    sorry

    ResponderEliminar
  7. Para mi que darle la espalda al toro debe ser la única manera de perderle el miedo. Si no, no se entiende. Y en esta foto literalmente la piel del toro parece un mapa. Y en esa piel, para bien y para mal, nos seguimos retratando.

    Un saludo, maestro.

    ResponderEliminar
  8. Hola Miguel, gracias por comentar, yo de toreo no entiendo pero la imagen es impactante. la congelacion de todo movimiento creo que aun le da mas fuerza.
    SALUDOS

    ResponderEliminar
  9. Yo no soy aficionado a los toros, pero lo que es seguro que no soy antitaurino...

    Un día escuché a alguien del mundillo decir: "Que conste que yo soy tomasista, pero creo que en la faena, sufrir una cogida es un 'fracaso'..."

    Preciosa estampa...

    ResponderEliminar
  10. No me gustan las corridas de toros, pero esta imágen es alucinante, qué colores, y la arena casi salpica.... felicidades por la imágen :) Un saludo

    ResponderEliminar
  11. Ole, ole y ole. Vaya momento has captado Miguel, ¡Impresionante! La luz preciosa y la composición de manual. Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Esse toiro parece de pedra, como uma estátua.
    Obrigado pela visita e pela sugestão.
    Saludo

    ResponderEliminar
  13. Madre mía, qué estampa. No me gustan mucho los toros pero tienen una fotogenia como pocas cosas, la verdad. Una foto inquietante, un saludo!

    ResponderEliminar
  14. Muy buena la toma de acción y la serenidad del torero.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  15. La fotografía: perfecta... lo demás, me parece que ya sabes mi parecer ;)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. kiko esperilla dijo...
    Estupenda la estampa torera Miguel. Lo bueno de Tomás, tiene que ser, creo, que es un chollo para hacerle fotos, por aquello de que ni se mueve. Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. A mi esto de los toros como que no me va, pero me descubro ante la maestría de esta fotografía. Genial, por luz, color, composición ... una maravilla.
    Vuelvo por estos lares y disfruto visitando tu blog
    Un abrazo Miguel

    ResponderEliminar
  18. Yo es que tampoco soy muy de toros, y ni entiendo, pero a lo que vamos a cotillear de la foto. Pues si, que no te voy a decir nada que no esté dicho, me gusta especialmente el capote (¿se dice capote?) perfectamente congelado el movimiento, y la arena, total!

    :)

    ResponderEliminar
  19. Has capturado una buena imagen del toreo, todo un arte para muchos y una locura para otros.

    Una foto muy buena.

    Saludos

    ResponderEliminar
  20. La foto es impresionante, Miguel.

    Lo que más me impacta es el formidable tratamiento que le has dado a la luz, en un momento difícil para captar la escena en todo su esplendor.

    Eres un Maestro.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  21. Aquí me tienes: entendiendo de chicuelitas, manoletinas, verónicas, volapiés y todas las suertes del llamado “arte” de Cúchares. Tal vez por ello, por lo mucho que la he conocido, esté en contra de la fiesta, y antitaurina redomada cual exfumador asmático contra el tabaco no pararé hasta acabar con las torturas contra los animales vistas desde el juego, el “arte”, o el espectáculo, como ahora el del pobre “Toro de la Vega”.
    Qué voy a decir de tu foto...! que prefiero mil veces tus pases de pecho a los de José Tomás. Tus objetivos se convierten en verdadero arte, por tu gracia y salero.

    ResponderEliminar